NY Times
Wednesday, January 20, 2016

La conclusión de acuerdos en el Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, normalmente se realiza en lujosos restaurantes privados y en reuniones en habitaciones de hotel cuidadosamente orquestadas. Para los emprendedores que asistieron a la conferencia, que esperaban hacer conexiones con la élite mundial, algunas veces se requiere una enfoque más directo.

“Vi a un tipo en el pasillo, así que lo corrí y saqué una muestra de mi bolso”, dijo Eben Bayer, al describir cómo se dirigió a un ejecutivo de Sealed Air, una compañía de envasado que, según él esperaba, podía estar interesada en los materiales ecológicos que fabrica su pequeña empresa, Ecovative Design, ubicada en Green Island, N.Y.

La audacia tuvo efecto. Las dos compañías pronto firmaron un acuerdo y, cuatro años después, Sealed Air sigue siendo uno de los socios de marquesina de Ecovative.

Lea el artículo completo en el New York Times